NoticiasPuno

Lampa y sus maravillas coloniales

Así es este enigmático lugar de Puno

Lampa, un distrito en la provincia homónima en Puno, parece detenido en el tiempo, ofreciendo a sus visitantes una experiencia de inmersión en la historia. La tranquilidad y paz que se siente al caminar por sus angostas calles o al descansar en una de sus plazas son inigualables.

Ubicada a 30 minutos de Juliaca y a una hora de Puno, Lampa es conocida como la “ciudad rosada” por el color característico de sus antiguas casas de adobe y sillar, y sus techos de teja. Estas construcciones son testimonio de su herencia arquitectónica colonial, pues el pueblo se fundó tras la llegada de los españoles en 1540, coincidiendo con el inicio de la explotación minera en la zona cordillerana.

Las manifestaciones culturales prehispánicas también se aprecian en el jirón Alfonso Ugarte, un apacible paseo peatonal con luminarias y bancas que exhibe esculturas de personajes típicos y autóctonos de la provincia, como los ayarachis. Durante nuestra visita, pobladores del distrito de Palca representaron esta danza indígena fúnebre, destacando sus sombreros con tocados de plumas.

Pero la enigmática Lampa es mucho más; tiene muchas maravillas que mostrar e historias que contar.

El Templo, Su Osario y Catacumbas

Entre las plazas Bolognesi (la principal) y Grau se encuentra el monumental templo jesuita Santiago Apóstol, construido inicialmente de adobe en el siglo XVII y luego reestructurado con rocas. Al explorar su interior, destacan el altar con ornamentos de plata, un órgano de madera y latón traído de Bélgica en 1620, una escultura de la Virgen de Chiquinquirá, un Cristo crucificado hecho a base de cuero de vaca y además articulado, y cuadros de la escuela cusqueña que representan la vida de Jesús y del apóstol San Pablo.

Una experiencia igualmente emocionante se vive bajo el templo al recorrer sus catacumbas. La leyenda local dice que algunos de los pasajes bloqueados conducen a la mina de oro más rica de Lampa e incluso hacia Cusco y Arequipa.

En este espacio que guarda muchas historias y misterios se encuentra un impresionante mausoleo que conserva cráneos y huesos milimétricamente ordenados. El osario, ahora una fúnebre obra de arte, fue inicialmente construido con sillar rosado y restaurado en 1960 para ostentar su actual apariencia. Aquí descansan los restos de obispos, sacerdotes y más de mil personas importantes de la zona, como Enrique Torres Belón, notable ingeniero de minas y político lampeño.

Sobre la bóveda de huesos brilla una copia de La Piedad de Miguel Ángel, elaborada en aluminio. La más notable réplica de esta famosa escultura –cuyo original está en la Basílica de San Pedro en el Vaticano– hecha en yeso cristalino, se encuentra frente al templo, en la municipalidad provincial.

Acogedora Casona

Frente a la plaza de armas de Lampa y a lo largo de poco más de una cuadra se encuentra la casona de la familia Frisancho, parte de una antigua hacienda que ejemplifica la época colonial. Este lugar, principalmente de adobe y con unos 350 años de antigüedad, fue restaurado hace cuatro años y ahora recibe visitantes previa coordinación.

Sus espacios son acogedores y reconfortantes, manteniendo la peculiaridad y los detalles que le dan al solar un toque especial. Al abrir las ventanas de sus habitaciones en las primeras horas de la mañana, se puede apreciar el sol iluminando cada rincón de esta histórica edificación y su patio.

Punto de Partida

El actual dueño de la casona es Óscar Frisancho, presidente del Patronato de Lampa, un empresario entusiasta dedicado a promover el desarrollo turístico de su tierra. Él ve con optimismo la culminación del asfaltado de la carretera Cara Cara – Lampa y las obras en la vía hacia Cabanillas, que facilitarán el acceso al circuito cordillerano de Puno. Lampa se posiciona así como el punto de partida en este circuito.

Según Frisancho, con estas vías, los turistas que vienen de Cusco y Arequipa con dirección a Puno podrán tener a Lampa como su primera parada. El alcalde de Lampa, José Hañari Monzón, coincide en que esta infraestructura permitirá la instalación de más servicios para los visitantes.

Finalmente, para Manuel Quiñones León, titular de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo, el mensaje es claro:

“Lampa es un tesoro que habíamos mantenido reservado. Ahora es el momento para su despegue, lo que contribuirá a la permanencia de los turistas por un día más. Ninguno de los visitantes ha quedado insatisfecho; todos han salido contentos y con muy buenos comentarios, lo que garantiza la sostenibilidad de este nuevo circuito turístico”.

En Resumen

Lampa, en Puno, es la «ciudad rosada» por sus casas de adobe y sillar. Fundada en 1540, ofrece una rica herencia arquitectónica colonial y manifestaciones culturales prehispánicas. Destacan el templo jesuita Santiago Apóstol, con su osario y catacumbas, y la casona de la familia Frisancho. Óscar Frisancho, presidente del Patronato de Lampa, promueve el turismo en la región, optimista por la mejora de las vías de acceso. Manuel Quiñones León resalta el potencial de Lampa como un atractivo turístico sostenible.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba