18 C
Puno
Agosto 18, 2019
Noticias

Alberto Quintanilla: Después de la candelaria 2015

candelaria20151.- Finalizada la Festividad 2015, en honor a la Virgen de la Candelaria de Puno, nos quedan algunas enseñanzas, debates y problemas, para el análisis a futuro.

La primera festividad en honor a la Virgen de la Candelaria, después que la UNESCO la declaró, el 27 de noviembre del 2014, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, “incluye actividades de carácter religioso, festivo y cultural, que dan cuenta de las tradiciones católicas y de los elementos simbólicos de la cosmovisión andina” (Declaración de la UNESCO).

Esta declaración se produjo después que los representantes de los Gobiernos de Perú y Bolivia suscribieran, el 26 de noviembre de ese mismo año, una declaración conjunta (poniendo fin a la controversia que la República Plurinacional de Bolivia iniciara el 6 de noviembre del 2014, con la emisión de un comunicado en el que se oponía a la candidatura de la festividad de la Candelaria, postulada ante la UNESCO por el Perú, en febrero del 2013, merced al expediente elaborado el 2012, después de su proclamación como Patrimonio Cultural del Perú, el 2 de setiembre del 2003, por parte del Instituto Nacional de Cultura peruano).

La declaración conjunta de Perú y Bolivia, señala que “la inscripción en la Lista representativa no implica exclusividad”, y que “las danzas, música y vestuarios del pueblo de Puno son acompañadas por las danzas, música y vestuarios del pueblo de Bolivia”, agregando que “la ancestral e histórica cooperación que existe entre nuestros países y pueblos nos compromete a trabajar en la investigación, salvaguarda y promoción conjunta de nuestro patrimonio”.

Este documento firmado por el Embajador del Perú ante la UNESCO, Manuel Rodríguez Cuadros, y por el Embajador boliviano Sergio Aurelio Cáceres García, abrió el camino para que la declaración de la UNESCO se hiciera efectiva sobre la festividad de la Candelaria. Previamente, Sergio Cáceres había declarado que el Carnaval de Oruro no perdería, por ella, su “estatus de Obra Maestra del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.

En la declaración de la festividad de la Virgen de la Candelaria de Puno como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, se señala que en ella participan más de 40,000 danzantes y músicos, como parte de más de 170 grupos, que provienen de toda la región, en dos certámenes principales: los concursos de danzas autóctonas y de trajes de luces.

Resalta el papel de tres federaciones regionales, que colaboran en la organización de la festividad, la preservación de técnicas y conocimientos tradicionales, de danza, música y fabricación de máscaras. La transmisión a las generaciones jóvenes de todos los conocimientos, mediante ensayos musicales y coreográficos.

2.- El destacado escritor y poeta Omar Aramayo Cordero, en un intento de poner paños fríos a las celebraciones de esta declaratoria, declaró este diario, que “la declaratoria de la Candelaria fue una estafa” (titular del miércoles 11 de febrero del 2015), señalando que “el gobierno peruano firmó un acuerdo bilateral con Bolivia, ante la UNESCO, en el que se aceptó explícitamente que los puneños danzamos con música y trajes bolivianos”, añadiendo que “hemos sido derrotados por Bolivia”, y que “Bolivia dice que nuestras danzas son bolivianas”.

Omar Aramayo incurre en error, llevado por un exceso de celo, al intentar defender la cultura de Puno, ya que de lo suscrito de las declaraciones, entre los embajadores de Perú y Bolivia ante la UNESCO, y la declaración de la UNESCO, no se desprende que en nuestra festividad danzamos y bailamos con “música y trajes bolivianos”, sino que se reconoce que en nuestra festividad, “las danzas, música y vestuarios del pueblo de Puno son acompañadas por las danzas, música y vestuarios del pueblo de Bolivia”.

La resolución de la UNESCO afirma que esta festividad tiene expresiones culturales de regiones andinas contiguas, en particular de la hermana República Plurinacional de Bolivia. Me parece ocioso discutir la originalidad de danzas, vestimentas y música, ya que tenemos un solo pasado, que nos debe unir y no separar ni enfrentar.

3.- Hay que resaltar el intento del municipio puneño de regular la venta y consumo de cerveza, prohibiendo el expendio de licores en calles, que si bien no se acató a cabalidad, representó un paso importante, sobre todo el domingo 1 de febrero, cuando la población acató y respetó dicha decisión, con madurez, voluntad e identidad culturales.

Fue negativo que diversas autoridades, como el Presidente Regional Juan Luque Mamani, se dedicaran a tomar cerveza, el lunes 9 de febrero, en la tribuna de autoridades e invitados, en el Parque Manuel Pino, dando un mal ejemplo.

4.- Nuevamente se sigue debatiendo si la Policía Nacional y el Ejército Peruano, deberían o no participar, directa o indirectamente, en el Concurso organizado por la Federación Regional del Folclore de Puno, porque no es parte de sus fines institucionales. Al contrario, distrae el cumplimiento de sus deberes y funciones, porque hacen uso de los recursos de todos los peruanos, participando en situación de ventaja respecto de los otros conjuntos folclóricos.

Hace algunos años se formó la “Diablada Amigos de la Policía Nacional del Perú”; tiempo después, se constituyó en torno al Ejército Peruano la “Diablada Centinelas del Altiplano”, habiendo participado varios años en los concursos organizados por la Federación Regional de Folclore de Puno, logrando importantes triunfos, primeros puestos, de la general o de las diabladas.

Nuestros Institutos policiales y del ejército, hacen muy bien en acercarse a la población civil, superando cualquier forma de desenvolverse al margen de la población civil, y cualquier rasgo de casta, apoyando las expresiones culturales.

Sus danzarines, siendo miembros de dichas instituciones, usan las bandas de música y recursos del estado, descuidando el cumplimiento de sus obligaciones legales y constitucionales.

Related posts

La fiesta de los sueños y deseos cumplidos

Vive Candelaria

Rememoran declaratoria de festividad de la Candelaria

Vive Candelaria

Los doctorcitos resucitan en esta Candelaria

Vive Candelaria