9 C
Puno
Diciembre 12, 2019
Candelaria

Raúl Castillo Gamarra: Puneño contra viento y granizo

En el altiplano peruano en temas de arte e inspiración vivimos, en estos últimos tiempos, repitiendo esquemas y haciendo de la imitación que nos viene de fuera o del vecino más cercano el principal referente para pintar, componer o crear. Muy pocos piensan la realidad de este crisol que es el Altiplano desde sus perspectivas y virtualidades y más aún desde sus potencialidades enormes. Uno de ellos es Raúl Castillo Gamarra, puneño nacido en la ciudad de Putina que ha producido en las artes de del canto, de la música, de la poesía y de la danza lo mejor de sus emociones e intuiciones. También transita la pintura, la creación literaria, la música y la inventiva coreográfica con la pasión del puneño que trabaja con sentido e intencionalidad de tiempo. Cuyas inspiraciones le vienen cuando está suelo puneño sorbiendo la mágica naturaleza de su cántaro inspirador. Lo suyo es auténticamente puneño.

Siempre estoy en Putina, mi corazón está ahí

Nació en Putina1941, hoy capital de la provincia de San Antonio de Putina, en el hogar de Pantaleón Castillo y Clara Gamarra, ambos putineños. Curso primaria en la escuela Glorioso Nº 853 de Putina de la cual guarda hermosos recuerdos, y su secundaria en el Glorioso Colegio Nacional San Carlos, recuerda el día cuando se trasladaron llevando su carpeta junto a sus compañeros al son de silbos y cánticos a su nuevo local de la avenida El Puerto, “al final no tengo problemas de localidad; simplemente soy Carolino, y eso basta para terminar con el tema, pertenezco a la Promoción 1959”.

Sus estudios superiores lo realizó en la Escuela Normal Mixta de Urubamba y empezó a trabajar en 1963 en el medio rural durante 12 años. Llegó a ocupar la Dirección Regional de Educación de Puno por año medio y ese fue, según sus palabras, el sitial más alto que ocupó como funcionario en el sector Educación. Pero lo más importante para él fue haber integrado el sistema de núcleos escolares campesinos, “si es que ese sistema hubiera persistido la educación en Puno y quizá en el Perú, de haberse aplicado a nivel nacional, hubiera sido un éxito total”.

Era la educción práctica y real con participación de la comunidad y prueba de ello fue la escuela nuclear, que agrupaba a varias de ellas, la del Núcleo Escolar de Ccota.

Cada escuela poseía su jardín, huerto, macetería, arboleda; supervisor de sanidad, supervisor de alfabetización y castellanización, educación de adultos que servía para estar en contacto permanente con la comunidad. Una educación que significaba la participación de autoridades y comunidad en el quehacer educativo. Y esa experiencia nació en Puno y fue llevada a otros espacios del sur andino.

El viernes pasado lo tuvimos presentando una más de sus composiciones. Esta vez un Sicuri para el Instituto Americano de Arte. “En mí está permanentemente presente la cosmovisión andina, en mi mente, en mi espíritu y en mi quehacer diario”.

Vocación musical desde los 11 años

Su padre fue carpintero y autoridad en Putina. Don Pantaleón Castillo amanecía siempre cantando y silbando en su taller, eso quedó en el sentimiento y en el pensamiento del niño Raúl Castillo Gamarra. “Él tocaba su guitarra y un día me encontró con su guitarra, y con el temor de qué me pasará, porque antes qué se les iba a permitir esos oficios, pero fue grande la sorpresa. Me regaló mi primera guitarra a la edad de 11 años”.

Recuerda con mucho cariño sus primeros aprendizajes musicales en su tierra y posteriormente ya en la ciudad de Puno con su amigo de toda la vida José Antonio Cáceres Monrroy “Cátulo” con él hacíamos algo de música, éramos unos aprendices. Pero fue el preludio, lo que quedará en el alma por el resto de tu vida”.

“Mi profesor de música que me enseñó todo lo que sé de música fue don Carlos Rubina Burgos en la secundaria, esa fue mi base musical. Posteriormente la técnica fue reforzada por mis maestros y amigos Virgilio Palacios, Augusto Vera Béjar y Augusto Masías, tres músicos famosos. La producción musical viene de adentro, normalmente para hacer mis composiciones tengo que estar en Puno, y cuando ya llegó a Cabanillas se me viene toda la inspiración, los lugares, las piedras, la tierra y sobre todo su gente”.

Integró el Centro Musical Puno, el Grupo Cultural Los Cóndores bajo la dirección de Augusto Vera Béjar. Así como el conjunto Dunker Lavalle como director estaba a cargo Augusto Masías. Fue director de la Estudiantina Departamental Puno de puneños residentes en Arequipa, y director Musical de la Estudiantina Lampa.

Actualmente Raúl Castillo Gamarra está alejado de grupo o conjunto musical por el trabajo que tiene. La popularidad ahora le juega una mala pasada ocupándole más el tiempo en sus variados compromisos profesionales.

Una de las composiciones que le trajo bastantes satisfacciones fue “Mamita Candelaria” y la compuso al pie del mismísimo cerro Kancharani. Fue un 2 de febrero en la misa en honor a la Virgen a pedido de su amigo y hermano del alma Carlitos Cano. La cantaron en plena misa y era la primera vez que un huayño en tal ceremonia con Santiago Jayo, Florencio Sisa, Chabico, Zarasa y Raúl Gamarra. El tema fue grabado por muchos grupos y solistas que felizmente respetaron la autoría.

Raúl Castillo Gamarra con su característica sencillez refiere simplemente que es un tanto tedioso enumerar sus tantas creaciones musicales. Es ganador de varios premios nacionales y regionales.

Hoy está preparando un MP3 con todos los temas referidos a su tierra que estará presentando en el aniversario de su tierra. Y la tercera edición de “Así canta Puno”, con más de 500 canciones de toda la región con sus respectivas autorías.

Al término de la entrevista y en la pausa de las fotografías se puso a componer un Sicuri para el barrio Mañazo. “No deben de tardar en llegar. Tampoco me puedo negar, mi tierra me reclama y lo hago con mucho cariño y entrega”. Así es Raúl Castillo Gamarra, puneño contra viento y granizo.

Related posts

Así se vivió la festividad Virgen de la Candelaria 2019

Vive Candelaria

Puno: conjuntos de sikuris rinden reverencia a la Virgen de Cancharani

Vive Candelaria

Virgen Candelaria

Vive Candelaria