Noticias

Puno vs. Bolivia: La Verdad detrás del Conflicto Cultural

Entrevista a José Morales, Promotor Cultural

Nuevo desafío a Puno por parte de Obdefolk

Respuesta: Es pura postura política. Primero, hay que identificar quién es Napoleón Gómez Silva: simplemente un despistado títere del gobierno masista de Bolivia. Es sospechoso que resurja este tema cuando el general del ejército Juan José Zúñiga denunció en los medios que su golpe fue diseñado junto al presidente Arce para levantar su alicaída popularidad. Esta nueva denuncia ante la UNESCO no tiene otro objetivo más que distraer a la opinión pública boliviana y hacer pasar a un segundo plano estos vergonzosos acontecimientos políticos.

Los puneños no olvidamos que en 2009, el expresidente boliviano Evo Morales desató este conflicto armando una millonaria campaña internacional con el mismo libreto: levantar su popularidad en plena campaña de reelección. Mientras un buen sector de bolivianos estaba distraído con este tema, Evo fue reelecto y se olvidó del tema hasta reavivarlo cada vez que le fue útil.


Opinión sobre el reclamo de Napoleón Gómez Silva

Pregunta: Napoleón Gómez Silva afirma que este reclamo es el pedido de miles de bolivianos dentro y fuera de su país. ¿Qué opina?

Respuesta: Eso no es cierto. Para la mayoría de los bolivianos cultos y educados, este tema es ridículo y torpe. Sería bueno que Gómez Silva precise cuántos miles de los 13 millones de bolivianos que viven en su país y cuántos de los que están fuera de Bolivia apoyan esta campaña. Esta campaña es promovida por unos cuantos asalariados del ala radical del masismo, conocidos como evolover’s. Un buen sector de bolivianos califica a estos como renegados que ignoran los lazos de amistad que unen a bolivianos y peruanos desde hace siglos en los ámbitos familiar, religioso, social y económico.

Sería bueno que se pronuncien sobre este tema los grupos llamados latinoamericanos, bandas de músicos, bordadores y artesanos que desarrollan un gran movimiento económico con esta industria, la cual genera importantes ingresos. Gómez Silva debería recoger también la voz de ellos, que suman miles, pero de forma objetiva y veraz, y no de manera subjetiva cargada de mentiras.


Erradicación de las danzas bolivianas en la fiesta de la Candelaria

Pregunta: Hace años pedías que se erradiquen las danzas bolivianas de la fiesta de la Candelaria. ¿Te ratificas en ello?

Respuesta: Sí, para que vean estos tontos bolivianos cuánto de pérdidas económicas le van a ocasionar a los músicos de todos los géneros y artesanos bolivianos que viven de esta industria gracias a la región Puno, que bordea más de 50 millones de dólares durante el año. Recuerden que hace menos de un año se pedía que no ingresaran a Puno bandas bolivianas, trajes y otros elementos. Los mismos bolivianos pidieron a los puneños que no tomaran estas medidas porque muchos de ellos viven de ello. Calificaron a los troles de un grupillo de desadaptados sociales liderados por Gómez Silva. Desde hace muchos años, este personaje hace mucho daño al movimiento industrial folclórico por intereses personales y políticos. A propósito, desconoce la idiosincrasia de los aimaras peruano-bolivianos. Además, no se le conoce oficio alguno a este personaje (Gómez Silva). ¿De qué vive? ¿Quién le financia sus constantes viajes al exterior pretextando defensa?


Declaratorias de patrimonio cultural de la Diablada, Morenada y Llamerada

Pregunta: Su queja alude a las declaratorias como patrimonio cultural de la nación, a la Diablada, Morenada y Llamerada. ¿Qué decir sobre ello?

Respuesta: Desde el inicio de este conflicto cultural hace más de 14 años, los bolivianos no han podido demostrar nada de lo que afirman. Solo se han limitado a usar las redes sociales para sembrar una nube de mentiras cargada de diatribas para vergüenza de Bolivia. Usando su vocabulario, la diablada, que dicen ser 100% boliviana, es un cúmulo de apropiaciones ilícitas, plagios, robos, etc. Empecemos por su música, que es un plagio de las marchas militares europeas interpretadas con instrumentos europeos. Su personaje principal, el diablo, satanás, lucifer y otros, son sustraídos de la mitología católica. Sus bordados de dragones son un descarado robo del bestiario chino. El bordado de los trajes y el uso de piedras, lentejuelas y plumas es un plagio del arte carnavalero brasileño. Así podríamos enumerar una serie de plagios. Sus grupos musicales de todos los géneros plagian irracionalmente música peruana y la disfrutan. Entonces, ¿quién le roba a quién?

Además, hay que puntualizar que Gómez Silva es responsable de crear cobardemente una gran corriente de xenofobia contra los peruanos residentes en Bolivia con este tema.


Descargo ante la Unesco

Pregunta: ¿Crees que Puno debe hacer un descargo ante la Unesco?

Respuesta: Definitivamente que sí, poniendo sobre la mesa la irracional cadena de páginas creadas en las redes sociales con el pretexto de defensa de su folclor. Estas páginas vienen incitando odio, xenofobia e insustanciales enfrentamientos a algunos bolivianos sin instrucción, quebrando así los fines que persigue la UNESCO, que reza: “La UNESCO nació para contribuir a la consolidación de la paz, la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible y el diálogo intercultural mediante la educación, las ciencias, la cultura, la comunicación y la información.”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba