6.8 C
Puno
Septiembre 29, 2020
Cultural Noticias Puno Turismo

La Wajcha o Huaccha – El Ritual de la Abundancia

Los pobladores del distrito puneño de Chucuito esperan con ansias la celebración de la wajcha, que se celebra cada 15 de agosto,   y  que da inicio al año agrícola.

La pareja de los alferados de la celebración inician la actividad con unos 10 días de anticipación con la compra de productos y animales que son necesarios para ser parte de la festividad que se practica en Chucuito, localidad ubicada a 18 kilómetros de la ciudad capital de la región.

Los productos infaltables son la quinua y ganado ovino, este último tendrá que ser sacrificado.

Del grano andino, se prepara el quispiño, que es un pequeño potaje a base de quinua y cal.

Los lugareños aseguran que el alferado compra entre una a dos arrobas de quinua y son sus conocidos quienes luego lavan, muelen y preparan el alimento que el día central de la wajcha se lanzará a los asistentes a la fiesta desde una de las torres del  templo La Asunción.

En tanto que las cabezas de los corderos que son sacrificados días previos al 15 de agosto, son guardados como tesoro, pues estas también serán lanzadas desde la torres a los participantes de la wajcha.

El 15 de agosto y la wajcha

El día central de la festividad, los creyentes, en la costumbre ancestral, acuden hasta la Plaza de Armas de Chucuito en donde se concentran para ser partícipes de la marcha ritual y acompañar al alferado hasta las torres.

Si es que la wajcha se inicia a las 2 de la tarde, esta debe prolongarse hasta las 4 de la tarde.  Y es que durante ese periodo, los allegados a los alferados lanzan cada cierto tiempo quispiño y cabezas de cordero.

Según los creyentes, quienes alcancen coger las cabezas de cordero podrán tener un buen año.  Nunca faltará comida y es considerado como un buen augurio para el inicio del año agrícola; sin embargo,  dicen que si los pobladores de la localidad de Ichu no logran coger las cabezas de ganado durante la wajcha no será un buen año, por lo que los moradores de Chucuito, la ciudad de las Cajas Reales, a veces favorecen  a sus vecinos para tener un buen año agrícola.

La wajcha

Dicen además que los pobladores de Ichu, días posteriores a la wajcha, que se practica desde antes de la Colonia, realizan otra celebración para mostrar lo cogido y agradecerle a la  Virgen de la Asunción por la bendición.

La gente que practica esa costumbre sostiene que durante el día de la wajcha debe coger una  buena cantidad de quispiños que superen las 20 o 30 unidades, para que sea un buen augurio en el amor, salud y economía. Los que superan el medio centenar se muestran alegres, pues tendrán una mejor suerte en todos los aspectos, por esa razón es que la fiesta es tan ansiada por los moradores de esa localidad que se ubica a orillas del lago Titicaca.

Posteriormente,  los acompañantes de los alferados y los creyentes en la celebración salen a la plaza de armas y frente al templo de La Asunción bailan agarrados de la mano formando una esfera que representa a la tierra. Cantan y agarrados de par en par agradecen por las bendiciones esperando que el año venidero sea aun mejor.

Horas antes los invitados llevan presentes como ganados y otros frutos que le dio la pachamama o madre tierra.

Algunas mujeres desde antaño y en aymara suelen cantar: sumaj pachamama gracias por la comida que nos has dado, por los frutos que nos das, nosotros también te devolveremos. Gracias por lo que nos crías, nos das frutos, animales y chacras.

Por: Paty Condori – RPP

Fotos: VICTOR NEIRA

Vive comentarios!

Related posts

Presentarán la Candelaria 2016 en el Teatro Nacional de Lima

Vive Candelaria

Aramayo criticó capacidad de jurados de la Candelaria

Vive Candelaria

Federación de Cultura y Folklor convocan para componer tema a la Virgen de la Candelaria

Vive Candelaria