Noticias

Bolivia denuncia a Puno ante la UNESCO por danzas folclóricas

Internacional

Contexto del conflicto

La Organización Boliviana de Defensa y Difusión del Folklore (Obdefolk) ha presentado una denuncia formal ante la UNESCO contra la Festividad de la Candelaria en Puno, Perú. La acusación se centra en el uso indebido y la apropiación de danzas tradicionales bolivianas como la Diablada, Morenada y Llamerada, atribuyéndolas erróneamente a la cultura peruana.

Detalles de la denuncia

Napoleón Gómez Silva, presidente de Obdefolk, declaró al periódico Correo del Sur que esta acción responde a la indignación de muchos bolivianos, tanto en el país como en el extranjero, que reclaman la preservación y el reconocimiento adecuado de sus manifestaciones culturales. La organización argumenta que estas danzas, reconocidas y celebradas como parte del patrimonio boliviano, no deben ser presentadas por otra nación como propias.

Patrimonio en disputa

La queja también aborda la reciente declaración del gobierno peruano que reconoce a la Diablada, Morenada y Llamerada como patrimonio nacional del Perú. Gómez señaló que Bolivia ya había registrado oficialmente estas danzas como parte de su patrimonio cultural hace más de una década. Además, enfatizó que la UNESCO tiene la responsabilidad de proteger el patrimonio cultural y evitar que las declaraciones de una nación perjudiquen a otra.

Implicaciones para Bolivia

Según Gómez, la apropiación de estos elementos culturales por parte de Perú afecta no solo al orgullo nacional, sino también a la economía y al turismo boliviano. La riqueza cultural de Bolivia es un pilar fundamental para su atractivo turístico y su prestigio internacional, y cualquier distorsión de esta herencia tiene consecuencias significativas.

Respuesta de la UNESCO

Tras recibir la denuncia, la UNESCO informó que el caso ha sido remitido a las autoridades peruanas y será discutido en la decimonovena sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio, programada para diciembre en Asunción, Paraguay. La organización también ha notificado al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia y a las asociaciones folclóricas que organizan importantes festividades como el Gran Poder, el Carnaval de Oruro y Chutillos, todas reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Críticas y preocupaciones

Gómez criticó la falta de apoyo del gobierno boliviano y de las instituciones responsables en la promoción y protección de los elementos culturales del país. Argumenta que es fundamental reforzar estos esfuerzos para salvaguardar la rica herencia cultural de Bolivia y evitar su apropiación por otras naciones.

Resumen:

  1. Conflicto: Bolivia acusa a Perú de apropiarse de sus danzas folclóricas y presenta una denuncia ante la UNESCO.
  2. Danzas involucradas: Diablada, Morenada y Llamerada.
  3. Declaraciones oficiales: Ambas naciones han reconocido estas danzas como parte de su patrimonio, creando tensión.
  4. Impacto: La disputa afecta la economía, el turismo y el prestigio cultural de Bolivia.
  5. Acciones futuras: La UNESCO discutirá el caso en diciembre.

Fuente: Correo del Sur

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba