NoticiasVideos

Devotos peregrinan hacia el Cerro Azoguini acompañando al Señor de la Caída

Puno

Desde las primeras luces del Viernes Santo, la población católica de Puno se congregó en una emotiva peregrinación hacia el imponente Cerro Azoguini, la montaña más alta que corona la Ciudad del Lago. En esta jornada sagrada, centenares de fieles emprendieron el ascenso hacia este enclave, donde veneran al Señor de la Caída con fervor y devoción.

El “Cerro Azoguini”, ubicado a una altura de a 4,100 metros sobre el nivel del mar, emerge como un símbolo de espiritualidad y conexión con lo divino. Desde su cima, se despliega una panorámica majestuosa del lago Titicaca, escenario que añade un aura especial a la tradicional representación del vía crucis, arraigada en la fe católica y mantenida con fervor a lo largo del tiempo.

La procesión del Señor de la Caída emerge como el epicentro de esta conmemoración religiosa, atrayendo multitudes que recorren las doce estaciones del camino, acompañando la imagen sagrada con cánticos, plegarias y gestos de profunda reflexión. En cada estación, los peregrinos depositan piedras como símbolo de expiación y despojo de pecados, en busca de la paz interior y la redención espiritual.

Al alcanzar la cima del Cerro Azoguini, donde se erige la cruz principal, los fieles encienden velas y elevan sus oraciones, expresando su arrepentimiento y búsqueda de perdón. Posteriormente, como parte de una arraigada tradición andina, los visitantes construyen viviendas en miniatura, gesto cargado de simbolismo que evoca la prosperidad y la buena fortuna.

La ascensión hacia el Azoguini se inició en la víspera, liderada principalmente por jóvenes que acamparon en la cima como un acto de arrepentimiento y expiación de sus pecados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba