Puno y sus tres grandes reconocimientos

“Puno es reconocido a nivel mundial por dos cosas: la primera, la festividad Virgen de la Candelaria; la segunda, el lago Titicaca”, Gary Mariscal.

La festividad de la Virgen de la Candelaria es una manifestación cultural que integra la tradición religiosa con la música, danza y artesanía del altiplano. Esto se remonta a varios siglos atrás, tal como lo ratifica el presidente de la Asociación Nativa Puno, José Morales Serruto, quien precisa que ello tiene que ver solo con el origen de la devoción a la Virgen de la Candelaria en el altiplano peruano.

Con el paso de los años, la festividad de la Virgen de la Candelaria ha incitado gran interés en la población. En razón de ello, la ciudad de Puno obtuvo tres grandes reconocimientos: el primero, su declaración como “Capital del Folklore Peruano”; luego, la catalogación como Patrimonio Cultural de la Nación de la Festividad de la Virgen de la Candelaria; y, finalmente, la declaración de la Festividad de la Virgen de la Candelaria, por parte de la Unesco, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El primer reconocimiento fue otorgado en 1985, por el presidente constitucional de la República de ese entonces, Alan García Pérez, mediante la Ley Nro 24325, donde reconoce a la Ciudad de Puno en la categoría de “Capital de Folklore Peruano” y ordena que en todo documento oficial que se emita en la ciudad de Puno se incluya en lugar destacado la frase “Capital de Folklore Peruano”.

El segundo galardón lo consiguió en setiembre del 2003, cuando el Instituto Nacional de Cultura, a través dela Resolución Directoral Nacional Nro 655/INC, declara Patrimonio Cultural de la Nación a la Festividad de la Virgen de la Candelaria de Puno, como expresión de las manifestaciones tradicionales de la cultura viva que caracterizan a las comunidades asentadas en la sierra sur del Perú y que contribuye a la identidad regional y nacional.

Para obtener el segundo reconocimiento, se evalúo el informe Nro 009-2003-INC/DRECPC, presentado por la Dirección de Registro y Estudios de la Cultura del Perú Contemporáneo, la cual plantea que la “Festividad Virgen de la Candelaria” tiene trascendencia nacional por cuanto cada año moviliza a pobladores del todo el Perú con destino a la ciudad de Puno, como participantes no solamente de la fe cristiana, sino sobre todo con las raíces milenarias de la identidad nacional expresadas en los festivales de danzas, ceremonias y rituales que ayudan a la protección y organización de la cultura nacional.

El tercer galardón es su mayor reconocimiento hasta ahora, en vista que la Festividad de la Virgen de la Candelaria fue declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en noviembre del 2014, en la ciudad de Paris (Francia), inscribiendo de esta manera a Puno dentro de una lista representativa mundial.

Esta declaratoria se alcanzó gracias a la iniciativa de diversas instituciones puneñas, como la Diócesis de Puno, la Municipalidad Provincial de Puno, el Gobierno Regional Puno, la Federación Regional del Folklore y Cultura de Puno, la Federación de Artistas Bordadores y Mascareros de la Región Puno, y la Federación Regional de Bandas de Músicos de Puno.

Asimismo, apoyaron a este proceso la Gobernación de Puno (hoy Prefectura Regional), la Dirección Regional de Comercio de Exterior y Turismo de Puno, el Instituto Americano de Arte de Puno, la Universidad Nacional del Altiplano, el Colegio de Antropólogos de Puno, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Puno, y el Ministerio de Cultura.

Para el director de la Oficina Desconcentrada de Cultura en Puno, Gary Mariscal Herrera, luego de que la Festividad de la Virgen de la Candelaria fuera declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de Humanidad, tanto ella como la ciudad de Puno han adquirido una envergadura, reconocimiento y visibilización nacional e internacional.

A su juicio, en la festividad de la Candelaria participan más de 100 conjuntos de trajes autóctonos y otro número similar en lo que es traje de luces, además de la participación de los puneños que viven fuera y foráneos, quienes hacen que esta expresión cultural esté viva y sea recreada permanentemente, lo cual es saludable y apunta a su fortalecimiento.

Datos y cifras:
5 de noviembre del 1985, “Puno Capital del Folklore Peruano”
2 de setiembre del 2003, “Patrimonio Cultural de la Nación a la Festividad de la Virgen de la Candelaria de Puno”
27 de noviembre del 2014, “Festividad Virgen de la Candelaria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”

Loading Facebook Comments ...
%d bloggers like this: