La Careta de la Diableza

Un elemento típico de la diablada puneña actualmente rescatado por la Espectacular Diablada Bellavista.

Las diablesas representan las parejas de los Caporales o diablos mayores en la danza de la diablada puneña, su aparición data de hace tres décadas aproximadamente, con un vestuario propio destacando la elaborada careta.

Es así que la delicada careta se compone de dos cuernos enroscados en la parte superior, además de serpientes y lagartos bordeando dichos cuernos. La cara se compone dos ojos saltones, sombreados con pestañas de gran tamaño y cejas prominentes, nariz pequeña y afilada y la boca pintada sonriendo con un gesto de ironía. A los laterales se encuentran dos orejas muy abiertas y puntiagudas que suelen adornarse con bellos pendientes. Tras la máscara suele colocarse una peluca con cabellos encrespados de vivos colores. Una máscara terrorífica y hermosa, que muestra el sincretismo de la festividad en la cual se destacan las deidades andinas en las caretas de los bailarines que danzaran con devoción a la Mamita Candelaria. La gran riqueza de la cultura altiplánica, un legado digno de conservarse en la Festividad más grande del Perú, la Festividad de la Virgen de la Candelaria.

Completan el traje una capa finamente bordada con dragones hechos de hilos de oro y lentejuelas, además de la falda, blusa, pechera, guantes y botas que hacen de este personaje único  e inconfundible en el folclore puneño.

A lucir las caretas! Esta Candelaria 2018, lo mejor de lo mejor!

Loading Facebook Comments ...
%d bloggers like this: