Arequipa: Fuerte lluvia tras misa en honor a la Mamita

Unos tres mil fieles, la mayoría procedentes de los distritos de zona sur oriental de la provincia de Arequipa, especialmente de Polobaya, celebraron ayer la festividad de la Virgen de la Candelaria de Chapi, ellos pidieron que acabe la sequía.

Unos tres mil fieles, la mayoría procedentes de los distritos de zona sur oriental de la provincia de Arequipa, especialmente de Polobaya, celebraron este martes la festividad de la Virgen de la Candelaria de Chapi, en el santuario que lleva su nombre, a 90 km de la ciudad. Todos quedaron sorprendidos tras escuchar la misa de fiesta al mediodía y minutos después ser testigos de una torrencial lluvia que cayó en la agreste naturaleza en donde se ubica el Santuario de Chapi Grande.

La mística y fe en la sagrada imagen de la Virgen de Chapi, se puso en evidencia una vez más aunque el marco de asistencia fue mucho menor al acostumbrado durante la fiesta principal, cada 1 de mayo.

Las misas fueron celebradas cada dos horas desde muy temprano, en tanto la principal de fiesta se cumplió a las 11:30 horas tras la cual la sagrada imagen fue sacada en procesión que recorrió la explanada del santuario en medio del tradicional cántico A tus Pies Señora.

La profunda fe en la Mamita de Chapi quedó en evidencia en la actitud de los peregrinos, quienes entre canciones y oraciones, derramaron lágrimas en procura de solicitar a la virgen un milagro para calmar sus angustias.

En la zona se pudo apreciar el notable avance de las obras a cargo del Gobierno Regional, situación que ha transformado la tradicional quietud en el anexo de Chapi por la presencia de un gran número de trabajadores de construcción civil.

En los alrededores aún se aprecia el desorden y falta de salubridad por la carencia de servicios higiénicos. Los comerciantes, como suele ocurrir, encarecieron los productos de venta habitual como velas, milagros, pan y platillos de alimentos, hasta en 30% en relación a los precios en la ciudad.

Lo sorprendente sucedió cuando los fieles comenzaron a regresar a Arequipa, debido a que en cuestión de minutos el cielo comenzó a oscurecerse y caer las primeras gotas.

Algunos comentaban que se trataría de una precipitación pasajera, empero a medida que pasaban los minutos iba cayendo más gotas.

Es así que en cuestión de minutos la lluvia comenzó a mojar los secos pastizales, mientras que por las pendientes de las profundas quebradas existentes en el camino de Arequipa a Chapi, iban discurriendo pequeños caudales de lodo y barro, ocasionando pequeños huaicos.

Al cierre de la presente edición, no se reportaron daños mayores al respecto.

FIESTA.La festividad en honor a la Virgen de la Candelaria es muy concurrida en Chapi, Cayma, Characato, Quilca y otros, donde miles llegan año a año.

Loading Facebook Comments ...
%d bloggers like this: